Un corrimiento de tierra, deslave o derrumbe, se producen cuando rocas, escombros y suelo se mueven cuesta abajo por una pendiente. Todos tenemos la imagen de un desprendimiento como algo súbito y violento; sin embargo, hay diferentes tipos de movimientos: caída, deslizamiento, derrumbamiento, extensión lateral y flujo en los cuales hay algunos casos que los corrimientos de suelo se mueve apenas un par de centímetros al año.

Son provocados por causas naturales o actividades humanas. Un deslizamiento de tierra que tiene que ver con la combinación estructural de rocas, el suelo y la vegetación es la morfología del suelo. La vegetación actúa como una red que mantiene a todos los componentes del suelo unidos. Si una ladera ha perdido vegetación a causa de un incendio, por ejemplo, las lluvias pueden causar la erosión, aumentando las posibilidades de que haya un deslizamiento de tierra. Pero no es solo la lluvia lo que puede causar la erosión, sino también la corriente de los ríos, los glaciares en movimiento y el romper de las olas del océano.

Uso Exclusivo

Topos Tlatelolco, "TOPOS" y el Logotipo son Marca Registrada NO COMERCIAL propiedad de la Brigada de Rescate Topos Tlaltelolco A.C.
Cualquier mal uso por favor comunícalo al correo: [email protected]